Poco a poco las empresas recuperan su normalidad, millones de trabajadores vuelven a sus lugares de trabajo y van recuperando un cierto ritmo laboral tras la pandemia generada por el Covid-19. Sin embargo durante los pasados meses muchos profesionales han trabajado, vivido y socializado desde sus casas, de forma remota, y para hacerlo han tenido que generarse, casi obligatoriamente, una identidad digital y con ella, un certificado digital para poder operar con plena garantía legal. Un “yo virtual”  frente a su “yo físico” imprescindible en muchas ocasiones para realizar trámites empresariales, para contactar con las administraciones públicas o para interactuar con entidades financieras o sanitarias. 

Una identidad digital, autentificada, transparente y plenamente legal que ha derivado en la creación de certificado digital, que es el documento digital, confirmado por un organismo oficial, que permite a un particular o empresa intercambiar información, con plena validez normativa y con plena garantía de privacidad. Entre las ventajas que ofrece el certificado digital para el particular destacan:

  • Mayor agilidad en todos los trámites administrativos
  • Poder realizar multitud de gestiones ante las administraciones (declaración de renta), con entidades financieras (gestiones bancarias), con empresas y centros de salud (solicitar cita médica, recetas electrónicas)
  • Consulta de expedientes 24/7/365
  • Evitar duplicidades y pérdida de documentación.
  • Para los autónomos presentar cualquier tipo de impuesto, e incluso algunos —son obligatorios hacerlos por Internet—, también consultar devoluciones o aplazamientos, cualquier información fiscal y laboral
  • Verificar en todo momento que son dichos particulares los que están tramitando dicha documentación evitando suplantaciones y fraudes.

Para las empresas estos meses también han sido un verdadero reto digital y la verdad es que muchas han avanzado más en tres meses dentro de su transformación digital que en años. Estaban obligadas. Debían continuar vendiendo sus servicios y productos, mantener sus estándares de calidad y de excelencia en la atención al cliente. Muchos de sus trabajadores estaban en remoto y sus clientes también, pertrechados con un dispositivo móvil y una conexión a internet.

No había lugar para el cara a cara físico, ni para una visita presencial ni a un encuentro personal. Una vez más el “yo virtual” se anteponía al “yo personal”. Junto a esto otro tema relevante que tenía que ver con la seguridad,  ya que los ataques informáticos han sido intensivos durante la pandemia y los volúmenes de consumos de datos e internet ha crecido de media un 50% en los hogares. La solución volvía a estar en la identidad digital y en los certificados digitales

Si bien muchas empresas ya contaban con certificados digitales, las visitas a las distintas delegaciones de la Agencia Tributaria no podían realizarse y ante complejos escenarios laborales y fiscales (ERTES), la digitalización ha supuesto una gran ayuda. 

Por ello los certificados digitales de empresa han sido más útiles que nunca. Gracias a ellos las corporaciones han obtenido, no solo una gestión más ágil sino que también han logrado:

  • Poder realizar trámites con la administración desde cualquier lugar y a cualquier hora. Algo impensable si los responsables administrativos o de RRHH debían desplazarse a las administraciones, que han tenido sus sedes cerradas.
  • Saber en todo momento el estado de los trámites que se realizaban, un elemento crítico en el actual escenario de subvenciones, presentación de recursos, y reclamaciones, tramitación de ayudas públicas a las empresa generadas tras la pandemia, así como otros muchos aspectos. 
  • El Certificado Digital cuenta con la misma plena garantía y fiabilidad que la firma manuscrita, sino mayor. 
  • Tener toda la información en unas carpetas digitales específicas, plenamente vigentes
  • Evitar pagos de mensajería e impresiones que son contrarias a la sostenibilidad.

La dramática situación que nos ha generado el Covid-19 nos ha permitido conocer más en profundidad numerosas herramientas de identidad y certificado digital. Unas soluciones que seguramente continuaremos utilizando intensivamente como hemos hecho durante estos meses. 

Si deseas saber más sobre las ventajas que ofrece la identidad y el certficado digital, solicita una demo para comprobarlo por ti mismo, o puedes contactarnos. Estaremos encantados de atenderte y resolver todas tus dudas.

 

Leave a Reply

¿Conoces las ventajas que una buena gestión de la Identidad Digital te puede aportar?

Descubre las 10 ventajas de la gestión de la identidad digital

close-link